Home / Destacado / El ‘indio’ que cautivó a Diomedes Díaz
cabecerazoom

El ‘indio’ que cautivó a Diomedes Díaz

La tarde del 22 de diciembre en la que murió Diomedes Díaz, Romualdo Brito estaba en Bogotá, celebraba la canción ‘Ni amigos, ni novios’, grabada en el último trabajo discográfico de ‘El Cacique’.

“La fiesta quedó como dicen por ahí, a medio palo”. Confesó el compositor vallenato en una entrevista a EL PILÓN en la que habló de su afinidad con el ídolo de la música vallenata.

EL PILÓN: De sus canciones, ¿cuál fue la primera grabada por Diomedes Díaz?
Romualdo Brito: La primera ocasión fue con el acordeón de ‘Colacho’ Mendoza, pero no me grabó una, sino dos: El Quedao y Así es la vida.

EP: ¿Cómo llegó Romualdo Brito a la vida del Cacique de La Junta?

RB: Por intermedio de El Gavilán Mayor (Raúl Gómez). Yo conocía a Diomedes y nos habíamos tratado, incluso, sabía que eramos familia. Resulta que a Jorge Oñate lo habían contratado para tocar en las fiestas patronales de Las Palmas, La Guajira, y entonces solamente fue ‘Colacho’ Mendoza con el conjunto; Oñate no fue. Como no se presentó, El Gavilán me buscó para que remplazara a Jorge Oñate, pero la gente en el pueblo no quería a Romualdo Brito porque había cantado mucho allá. En definitivo, nos fuimos a parrandear en la finca de El Gavilán Mayor y duramos tres días; cantaba Romualdo Brito y Colacho Mendoza tocaba el acordeón.

EP: En esa ocasión ‘Colacho’ Mendoza hacía pareja con Jorge Oñate, entonces, ¿cómo llega Diomedes Díaz al primer Rey de Reyes del Festival Vallenato?

RM: Ese conjunto lo hizo El Gavilán Mayor. Raúl Gómez, en ese entonces, le dio a Diomedes pa’ que grabara con Colacho un bus para el grupo y le regaló a Camilo Torres (bajista) una planta de bajo y un taxi… risas, así nació la agrupación y así grabaron mis canciones; Colacho se había quedado con cinco de mis canciones en aquella parranda en Las Palmas y a la postre las grabó todas.
EP: ¿Cuántas canciones le grabó Diomedes Díaz?

RM: Dieciséis. A mí me fue bien en todas las etapas de Diomedes; con Colacho, Juancho Ríos, Cocha Molina, Iván Zuleta y, con Álvaro López me alcanzó a grabar dos.

EP: ¿Cómo fueron sus encuentros con Diomedes?
RM: En una época Diomedes me contrató, durante la unión con ‘Juancho’ Rois, para que le ayudara a seleccionar las canciones de los trabajos discográficos. Recuerdo que me iba con ‘Juancho’ para Bogotá con unas cajas repletas de cassettes a escuchar y cuando Diomedes llegaba encontraba las canciones que iban en el trabajo. Como llegaban muchas canciones románticas, Diomedes me pedía que completara con las rápidas, por eso me grabó muchas alegres.

EP: ¿Cuál fue la canción suya que más le gustó a Diomedes?
RB: Creo que fue ‘Parranda, ron y mujer’, le gustaba una barbaridad. Llegó a cantarla antes de grabarla, hasta en una gira por Estados Unidos. Aunque a mí de las 16 grabadas por Diomedes me gustó Yo soy el indio.

EP: Hay anécdotas sobre la actitud de Diomedes para grabar las canciones. Por ejemplo, cuando se empeñó con ‘Amarte más no pude’ de Marciano Martínez. ¿Explíquenos en realidad cómo era su actitud?

RB: Diomedes cuando se enamoraba de una canción demoraba hasta dos días en el estudio de grabación parrandeando con las pistas, para aprenderse las melodías, no tanto la letra, por eso tenía la ventaja de que todo lo que cantaba lo vivía y lo sentía: en el vallenato no hay otro que trasmita tanto como Diomedes Díaz.

EP: En ‘La vida del artista’, último Cd grabado por Diomedes, incluyó Ni amigos, ni novios de su autoría. Cuéntenos sobre esta experiencia.

RB: Con ella pasó lo mismo que cuando ‘Amarte más no pude’; Álvaro López botó el Cd con la canción dos veces; después cuando fuimos a la finca de Diomedes a montarla dijo que no la iba a grabar. Total que Diomedes me dijo “Primo le voy a mandar a mi representante porque me han escondido el Cd y quiero aprenderme esa canción”. A los cinco días me llamó para decirme que me había apartado turno en los estudios con Omar Geles y Rolando Ochoa; Cuando llegué hacer las pistas, Álvaro López llegó corriendo a decirme que si no tenía un Cd porque no le había hecho arreglos. Y no quedó ahí, unos 15 días antes de grabar la voz, volvieron a botarle el Cd y fue directamente a la casa a buscarlo.

P: Alguna anécdota que no se conozca de Diomedes Díaz con Romualdo Brito.

RB: Cuando quería grabar la canción Ni amigos, ni novios fue a mi casa; el portero llamó a la casa porque en el conjunto donde vivo, para entrar deben de anunciarse, entonces me dijo “oiga maestro aquí hay un señor que dice que es Diomedes Díaz”; luego de entrar, Diomedes me dice “oiga primo estos celadores que usted tiene son los que necesito yo en la finca, muchos diablos que no me querían dejar pasar”.

Por Carlos Mario Jiménez / EL PILÓN
carlos.jimenez@elpilon.com.co

Comenta y Comparte
cabecerazoom
Scroll To Top
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!