Al hijo del ‘cacique’ le dio un patatús


Zuliavallenata

Heredero del nombre y el talento del fallecido cantante Diomedes Díaz, después de sufrir un desmayo e ingresar de emergencia a una clínica en Yopal (Casanare) se rumoró que tenía el mismo talón de Aquiles de su papá y que había estado en rehabilitación por consumo de drogas y alcohol. A Diomedes Dionisio lo ofusca hablar del tema, pero por primera vez accedió.

¿Cómo era la relación con su papá?

Por motivos de su trabajo y por su personalidad era poco el tiempo que compartíamos. Nos veíamos más en tarimas y aeropuertos y en fechas especiales. ¡Nuestro trato era magnífico, de amigos y cercanos!
Dicen que su mamá luchó para que él lo reconociera…
¡Sí! Quedó embarazada muy joven y en su casa no le creían que Diomedes Díaz era mi papá. Ella (Denis Aroca) se propuso demostrarlo, y como por sus ocupaciones era difícil encontrarlo, lo demandó para que apareciera. A un aeropuerto le llegó una detención, y a partir de ahí íbamos a su casa, viajábamos juntos y se normalizó la cosa.

¿Cómo recibió la noticia de su muerte?

Estaba en casa y me llegó un mensaje al celular de que se había muerto y me reí porque eso ocurría frecuentemente, pero mi mamá me pidió que averiguara. Llamé al celular de él y de la gente que lo rodeaba pero no contestaron. Hablé con un médico de la clínica y me lo confirmó. ¡Fue inesperado, duro e insuperable!
¿Cómo veía los problemas de droga de su papá?
Nunca vi eso ni tampoco lo acepté. Aunque era una realidad, jamás lo hablamos ni con él ni con nadie, y ahora menos. Esa fue un arma de doble filo porque aunque nos queríamos hacer los ciegos, lo veíamos, pero mis hermanos y yo seguimos sus buenos ejemplos.
Dicen que usted estuvo en rehabilitación por lo mismo…
¡Eso es falso! Tuve un problema en una presentación hace seis meses. Tomo trago pero nunca he consumido ni drogas, ni cigarrillo y jamás he estado en un centro de rehabilitación, ni en Alcohólicos Anónimos.

¿Qué le pasó en Yopal?

Duramos seis días metiendo ron, aguardiente y whisky en mi casa con unos amigos, y esa mezcla con trasnocho y sin alimentación me descompensó. Tenía que presentarme allá y me fui enguayabado; me desmayé porque estaba deshidratado y por los cambios de temperatura. Me recluyeron en una clínica y dijeron que me había pasado de dosis. La primera persona que me lo preguntó fue el neurocirujano de allá, y le respondí que jamás lo he hecho.
Me hicieron un examen de sangre, y aunque no tengo por qué mostrar a nadie los resultados, mis médicos y Dios saben que nunca he consumido nada. Tengo una niña, mi esposa está embarazada y soy temeroso de Dios. Puedo jurar por ellos que nunca en mi vida he tenido necesidad de eso, y quienes lo dicen, que lo prueben.
Cuentan que por estar enrumbado, un empresario le quitó carro y respaldo…
Deben ser envidiosos que están diciendo estas maricadas. Nadie me ha dado nada, y me quitan el carro y los demando por robo.

¿Su padrino es un mafioso?

Como están las cosas, mafiosos ya no hay. ¡Totalmente falso!

Volvió a los estudios…

Estoy grabando mi Cd número 11 y traigo un homenaje a mi papá, una canción de mi autoría que se llama ¡Ay, Diomedes! Un tema sobre lo triste que quedamos con su partida, y será mi anticipo en el Festival de la Leyenda Vallenata.
¿Qué pasa cuando interpreta la canción que hizo con su papá?
No había pasado su novenario y me tocó cumplir compromisos adquiridos. Lloré y no hallaba la hora de terminar el show. Después me repuse y recordé sus consejos y ahora interpreto feliz mi música. ¡Él para mí fue todo!
CRISTINA ESTUPINÁN CH.

Comenta y Comparte

What's Your Reaction?
Cry Cry
0
Cry
Cute Cute
0
Cute
Damn Damn
0
Damn
Dislike Dislike
0
Dislike
Like Like
0
Like
Lol Lol
0
Lol
Love Love
0
Love
Win Win
0
Win
WTF WTF
0
WTF
facebook-profile-picture

Locutor, periodista musical, nativo digital y viajero.

Al hijo del ‘cacique’ le dio un patatús

log in

reset password

Back to
log in
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!